sábado, 27 de agosto de 2011

Resumen "DOCE CUENTOS PEREGRINOS"

CAPITULO 1
Buen viaje, señor presidente
Resumen:
Un antiguo presidente de un país caribeño viaja de nuevo a Ginebra (suiza). Allí le diagnostican una enfermedad del páncreas del cual debe ser operado.
En aquella ciudad  paseaba mucho. Poco a poco empezó a notar que alguien le seguía cuando él paseaba por la calle. Lo que el no sabia es que ese hombre era un chofer de ambulancias en el hospital que el estaba siendo atendido llamado Homero y conocía todo su proceso medico y estado de salud de el, lo que lo llevo a seguir, era para que pudieran conversar y decirle que todavía el se podía salvar. Aun siendo un desconocido lo invita a una cena, donde comen cosas que al presidente le tienen prohibido a causa de su enfermedad. En respuesta al gesto de amabilidad, Homero le ofrece una cena en su casa, y el presidente acepta.
Cuando Homero le da la noticia a su mujer Lazara, ésta se enfada puesto que recuerda con desagrado los años en que el presidente gobernaba, los cuales fueron problemáticos para el país donde ella vivía, Puerto Rico. Por fin, cuando llega la cena, el presidente cuenta muy sinceramente todo acerca del periodo que estuvo en el poder.
Como la operación requería mucho dinero, el presidente tuvo que decirle a Lazara que vendiera todas sus posesiones. Así, pudo operarse. Sin embargo, la operación no dio los frutos esperados y empeoró su estado. Por último, el presidente decide ir a Marsella (Francia), donde podrá descansar hasta el fin de sus días.
Vocabulario:
Escaño: Banco con respaldo, capaz para tres o más personas.
Diáfano: Dícese del cuerpo a través del cual pasa la luz casi en su totalidad.
Organdí: Tela blanca muy fina y transparente.
Brocado: Tela de seda entretejida con oro o plata. También tejido fuerte, de seda, con dibujos de distinto color que en el fondo.
Redimir: Librar de una obligación. También, quitar.
Leontina: Cinta o cadena colgante del reloj de bolsillo.
Absorto: Admirado, pasmado, ensimismado.
Ínfula: Adorno a manera de venda, con dos tiras caídas a los lados, con la cual se ceñían la cabeza los sacerdotes de los gentiles y los suplicantes, y que se ponía sobre las de las víctimas.
Asceta: Persona que se dedica a la práctica de la perfección espiritual.
Cubil: Guarida de las fieras.
Mancuerna: Pareja, yunta, par.


CAPITULO 2
La santa
Resumen:
Esta historia, aunque narrada en la actualidad, se realiza en un largo tiempo, que empieza cuando era papa Pío XII.
Margarito Duarte tuvo que desenterrar a sus difuntos ya que el cementerio desaparecería por la construcción de una represa. Tuvo que exhumar de allí a su mujer y a su hija. La sorpresa fue tremenda al comprobar que su hija estaba intacta. Con la ayuda de todo el pueblo se trasladó desde Tolima (Colombia), hasta Roma. Llevaba consigo en todo momento el baulito donde estaba el cuerpo intacto de su hija.
Su propósito no era otro que el Vaticano reconociera como santa a la niña. Cuando Margarito llegó a Roma era papa Pío XII. Intentó sin ningún éxito una audiencia con él, aunque esto no le desmoralizó y siguió de un lado para otro.
Margarito era un hombre reservado y con una idea fija, conseguir lo que le había llevado a Roma, y no acostumbraba a relacionarse con nadie. Sin embargo, el paso del tiempo consiguió que este hombre llegara a tomar cierto contacto con otros huéspedes de la pensión: un estudiante de arte y un tenor junto con la señora que regentaba la pensión fueron quizás los que más consiguieron acercarse a él.
Durante 22 largos años siguió su peregrinar, recibiendo en ocasiones promesas que nunca se llegaron a cumplir, siempre con su baulito a cuestas. Cuando se refería a su hija le decía “la santa”, y todos ya en Roma también la conocían así.
En esos 22 años murieron cinco Papas. Sin embargo él, aunque viejo y cansado, seguía con el empeño de conseguir lo que le llevó a Roma.
Vocabulario:
Jerga: Lenguaje especial que usan entre sí los individuos de una profesión o clase social.
Dueto: Dúo, pareja.
Solaz: Esparcimiento, alivio de los trabajos
Manolas: Mozas del bajo pueblo de Madrid que se distinguían por su porte y desenfado.

CAPITULO 3
El avión de la bella durmiente
Resumen:
Esta historia comienza en un día con nieve, vi la mujer más bella que jamás había visto. Tardamos mucho en salir en avión hacia Nueva York, debido al estado del clima. Ya dentro y, al sentarme, parecía estar soñando: me tocó sentarme junto a la bella. Nunca me lo habría creído, pero era realidad. Para mi desgracia, estuvo todo el viaje durmiendo, aunque eso no me impidió poder observarla y pensar en lo maravillosa que era. Cuando estábamos llegando a nuestro destino, la persona que atiende a los pasajeros la despertó. Ella sólo se maquilló un poco y se disculpó discretamente cuando me sobrepasaba para salir. Y así desapareció, sin que me dejara despedirme de ella.
Vocabulario:
Aura: Viento suave y apacible.
Horda: Tribu nómada en continuo movimiento.
Poltrona: Perezosa, haragana.
Parsimonioso: Lento, tranquilo, minucioso.
Hálito: Aliento que sale por la boca de la persona o del animal.
Tenue: Delicado, delgado y débil.
Exacerbado: Entusiasmado, excitado.
Lozana: Fresca, fértil, sana.

CAPITULO 4
Me alquilo para soñar
Resumen:
El propio narrador de esta historia es uno de sus protagonistas. Este señor era un intelectual que se movía en ambientes estudiantiles y de artistas. Estando en La Habana (capital de cuba) y, como consecuencia de una gigantesca ola, vio como coches, muebles, personas... volaban por los aires. Uno de esos coches quedó incrustado en la pared. Dentro del mismo encontraron el cadáver de una mujer, que tenía un anillo en forma de serpiente con los ojos de esmeralda. Esto le recordó a una enigmática mujer que conoció en Viena muchos años atrás.
A esta mujer le rodeaba un gran misterio: sólo se dedicaba a soñar. Esto lo había hecho desde pequeña y llegó a acumular una gran fortuna con los sueños premonitorios que le anticipaba las ricas familias con las que vivía.
Recordándola, el narrador habla de la primera visita que, tras la guerra civil española, hizo Pablo Neruda a España. En ésta, la mujer volvió a soñar y, casualidad o no, acertó en su sueño al coincidir con el sueño que a su vez tuvo el poeta.
Vocabulario:
Impávida: Imperturbable, inalterable.
Clarividencia: Adivinación, premonición.
Fieltro: Paño, tela.

CAPITULO 5
 “Sólo vine a hablar por teléfono”
Resumen:
Maria de la Luz se dirigía en un coche de alquiler con destino a Barcelona después de una visita que le había hecho a su familia en Zaragoza. En el camino se le averió el coche y después de un buen rato consiguió que un autobús se parara.
Con el aturdimiento por la avería y la lluvia que caía en ese momento, dejó olvidadas las llaves en el coche.
Una vez en el autobús, explicó a una señora que acompañaba al conductor, que necesitaba hablar por teléfono con su marido para avisarle que tardaría en llegar más de lo previsto. Se quedó dormida en el trayecto, al igual que todas las mujeres que iban en él. Cuando el autobús llegó a su destino, se bajó junto a las demás e inmediatamente se interesó por un teléfono. Sin embargo, no le permitieron acceder a él. Por el contrario fue obligada a permanecer con el resto de las mujeres.
No tardó en darse cuenta de que aquel sitio lúgubre y sombrío era un sanatorio para enfermas mentales. De nada sirvieron sus protestas y lamentos, y terminó compartiendo una gran sala con camas y el resto de las mujeres.
Puesto que no figuraba en el listado de las personas que llegaron aquella noche, a la mañana siguiente fue inscrita en el sanatorio como una enferma más.
Mientras tanto, su marido empezó a preocuparse por su tardanza y preguntó a su familia en Zaragoza donde le confirmaron que había salido de allí el día antes.
La preocupación de su marido tenía otros motivos que pensar en un posible accidente, puesto que en otras ocasiones le había abandonado marchándose con otros hombres.
Su marido era mago y durante los dos últimos años, ella había compartido las actuaciones de magia que éste realizaba. Pensó que de nuevo lo había abandonado y decidió olvidarse para siempre de María.
En una ocasión, y por casualidad, consiguió acceder al teléfono y llamó a su casa. El marido, al descolgar no la escuchó y después de insultarle le colgó el teléfono.
Tuvo que acceder a ciertas proposiciones de una guardiana para conseguir que ésta le enviara un mensaje a su marido indicándole donde se encontraba.
Su marido fue a visitarla, pero antes habló con el médico quien le explicó que su mujer estaba realmente loca y con una extraña obsesión por el teléfono.
Ella lo esperaba dispuesta a marcharse de allí. Le explicó lo horrible de aquel lugar, y su marido, hablándole suavemente, le dijo que cuando estuviese totalmente curada se podría ir con él.
A partir de ese momento, su marido iba a verla todas las semanas. Incluso hizo una actuación para todas las reclusas, pero María nunca quiso volver a verlo, no leer sus cartas.
Saturno (como llamaban al marido) terminó por casarse y se marchó de Barcelona. Dejó a una antigua amiga encargada de visitarla y todo se fue olvidando con el tiempo.
Esta amiga del marido me comentó que hacía mucho tiempo que no veía a María, que incluso el tenebroso sanatorio ya no existía y que la última vez que la vio estaba con bastantes kilos de más y que parecía feliz e integrada en aquel sitio.
Vocabulario.
Mameluco: Bobo, zoquete, necio.
Balandrán: Hábito, palio, sotana
Estameña: Tejido de lana que tiene la urdimbre y la trama de estambre.

CAPITULO 6
Espantos de agosto
Resumen:
Aquel día íbamos a almorzar al castillo de Miguel Otero Silva. Por el camino, una pastora nos advirtió que no nos quedáramos a dormir, ya que, según ella, en esa casa espantan. No le hicimos mucho caso y seguimos nuestro camino. Ya allí, Miguel nos enseñó todo el castillo, incluyendo la habitación de un tal Ludovico, que era el que construyó el castillo. Ésta era un tanto tenebrosa; por eso nos llamó más la atención.
Por la noche, los niños insistieron en quedarnos a dormir y no nos pudimos negar. Todo parecía ir bien hasta el momento en que me desperté. Entonces me acordé de lo que nos dijo la pastora y de que la noche anterior nos habíamos acostado en la planta baja y que ahora estaban ¡en la cama de Ludovico, que estaba empapada de sangre!
Vocabulario.
Recodo: Ángulo o revuelta que forman ciertas cosas. P. ej. El recodo de una calle.
Idílico: Bucólico, pastoril, campestre.
Toscana: Perteneciente o natural de Toscana.
Pasamanería: Galón, entorchado, cordón.

CAPITULO 7
María dos Prazeres
 Resumen:
María dos Prazeres había tenido un sueño premonitorio en el que vio que en breve la muerte le llegaría. Así que decidió llamar a una agencia funeraria para que le prepararan un entierro digno. Ella estuvo ultimando los detalles de su funeral, incluyendo un amaestramiento de su perro para que fuera a llorarle a su tumba.
A menudo, un amigo suyo, el conde de Cardona, iba a visitarla. En una de esas visitas, estuvieron hablando de la relación que había entre ellos. Poco antes de que el conde se fuera, escucharon en la radio que Franco se haría cargo de tres terroristas. El conde dijo que Franco haría justicia y los fusilaría. María dos Prazeres se enfadó y nuca más volvieron a verse.
Un día que María salía del cementerio, había una increíble tormenta y no tenía quien llevarla. Por fin, encontró un taxista que se prestó a hacerlo. Cuando llegó a su casa, sintió pánico en las escaleras, ya que todo estaba muy oscuro. Entonces, comprendió que se había equivocado en la interpretación de su sueño, aunque había merecido la pena esperar todo ese tiempo para vivir ese momento.
Vocabulario:
Sesgado: Oblicuo, diagonal, transversal.
Meticuloso: Minucioso, detallista.
Tapir: Elefante, hipopótamo.
Mausoleo: Sepulcro, túmulo, panteón.
Gaveta: Cajón, compartimento.
Biselado: Cortado, sesgado.
Albedrío: Voluntad, antojo, capricho.
Parvada: Escasa, pequeña.
Aciago: Nefasto, infortunado.
Deflagración: Incendio, quema.

CAPITULO 8
Diecisiete ingleses envenenados
Resumen:
La señora Prudencia Linero venía de Buenos Aires a ver al Papa a Roma. Al desembarcar en Nápoles, esperaba al cónsul, que era amigo de su hijo mayor y debía recogerla en el puerto. Como no llegaba, cogió un taxi y se fue al hotel más decente de Nápoles. Allí la intentaron hospedar en el tercer piso, pero ella no quiso porque había visto a diecisiete turistas ingleses que no le habían gustado. Así que se hospedó en el quinto, que no tenía comedor. Su habitación era el único sitio donde podía llorar tranquila la muerte de su marido, ya que en esta ocasión no tenía a las dos clarisas que la acompañaban en el barco.
Por la noche comió con un cura yugoslavo, con el que mantuvo una interesante conversación. Al salir a la calle y al ver el ambiente que había, volvió al hotel. Allí vio a los diecisiete ingleses, que habían muerto por envenenamiento de las ostras. Si hubiese escogido el piso con comedor, le habría pasado lo mismo que a ellos.
 Vocabulario:
Senil: Relativo a los viejos o a la vejez.
Voluble: Inconstante, ligero, caprichoso.
Brocado: Tela de seda entretejida con oro o plata.
Lívido: Amoratado.
Agarrotado: Tieso, rígido.
Levita: Eclesiástico de grado inferior al sacerdote.
Faldón: Falda suelta.
Decrépito: Aplíquese a la persona que por su vejez suele tener muy reducidas las potencias.
Quimérico: Fantástico, fabuloso.
Tufarada: Olor vivo o fuerte que se percibe de pronto.
Bucanero: Pirata que en los siglos XVII y XVIII saqueaba las posesiones españolas de ultramar.
Escafandra: Aparato compuesto de una vestidura impermeable y un casco de bronce perfectamente cerrado, con un cristal frente a la cara y orificios y tubos para renovar aire. Sirve para permanecer y trabajar en el selo del agua.
Regazo: Cosa que recibe en sí a otra.
Aria: Composición musical sobre cierto número de versos para que la cante una sola voz.
Estentóreo: Muy fuerte, ruidoso o retumbante, aplicado al acento o a la voz.
Lánguido: flaco, débil, fatigado.
Bucle: Rizo helicoidal del cabello.
Serafín: Cada uno de los espíritus bienaventurados que forman el segundo coro. También, persona de singular hermosura.
Fénico: Ácido que se obtiene de la destilación del alquitrán de la hulla y se emplea como desinfectante.
Lises: (Flor de lis) Emblema heráldico de los reyes de Francia.
Poltrona: Silla más baja que la común, y de más amplitud y comodidad.
Floresta: Terreno frondoso y ameno poblado de árboles.
Recóndita: Muy escondida, reservada y oculta.
Letargo: Sueño morboso que constituye el síntoma de varias enfermedades nerviosas, infecciosas o tóxicas.
Fonda: Establecimiento público donde se da hospedaje y se sirven comidas.
Vericueto: Sitio áspero, alto y quebrado, por donde no se puede andar sino con dificultad.
Encurtido: Fruto o legumbre que se ha hecho que tomen el sabor del vinagre.
Ápice: Extremo superior o punta de alguna cosa.
Zozobra: Oposición y contraste de los vientos, que impiden la navegación.
Intempestiva: Que es fuera de tiempo y sazón.
Taciturna: Callada, silenciosa.
Carabinero: Soldado que usaba un arma de fuego de menor longitud que el fusil.

CAPITULO 9
Tramontana
Resumen:
Comprendí muy bien a aquel chico cuando decía que no quería que los suecos se lo llevaran a Cadaqués. Allí llegaría la tramontana. Cuando fui a aquel pueblo tan encantador, la pude sentir antes de que llegara. Sí, la tramontana era un viento muy fuerte y temido por los habitantes de Cadaqués. Durante aquellos días, el portero de nuestro edificio, venía todos los días a vernos y a traernos comida. Incluso un día nos salvó la vida. Al fin la tramontana se fue, pero dejando a su paso como víctima a nuestro querido portero. Parecía que todo volvía a la normalidad y la gente intentaba recomponerse del terrible temporal. Nosotros escuchamos el desenlace del chico que había sido acosado por los suecos: se había tirado del camión en el que lo llevaban a Cadaqués, el lugar al que nunca volveré.
Vocabulario:
Empavonado: Azulado oscuro.
Cetrino: Color amarillo verdoso.
Inclemente: Violento, cruel, brutal.
Asiduo: Que acude con frecuencia y perseverancia.
Postración: Decaimiento, desánimo, abatimiento.
Cubil: Guarida, paraje donde se recogen las fieras.
Impávido: Libre de temor, imperturbable.
Socaire: Abrigo o defensa que ofrece una cosa en su lado opuesto a aquel de donde sopla el viento.
Cataclismo: Gran trastorno en el orden social o político.
Agravio: Palabra o acto que hiere a la dignidad.

CAPITULO 10
 El verano feliz de la señora Forbes
Resumen:
Aquel verano en la isla de Pantelaria, cerca de Sicilia, lo recordaré mientras viva. Mi padre era de origen caribeño y sentía una especial atracción por todo lo que tuviera que ver con Europa y sólo a él se le podía ocurrir contratar a una institutriz alemana.
Todo el año lo pasamos mi hermano y yo esperando que llegara el verano.
El primer mes todo fue fantástico: las comidas eran una fiesta, Fulvia Flaminea, que era la cocinera, conseguía esto, entraba canturreando y terminaba sentada en la mesa picoteando con nosotros en todos los platos.
Nosotros acostumbrábamos a hacer excursiones con mi padre y no había horarios ni disciplina.
Por las noches nos íbamos con Oreste a cazar ratas tan grandes como conejos y volvíamos a veces cuando incluso nuestros padres ya estaban acostados. Pero todo cambió cuando mis padres decidieron hacer un crucero por el mar Egeo de cuatro semanas de duración.
La señora Forbes se encargó de cuidarnos durante ese tiempo y para nosotros fue la experiencia más amarga de nuestras vidas.
Yo tenía nueve años y mi hermano dos menos. Era tan estricta que nuca hacíamos las cosas lo suficientemente bien para ella. Nos regalaba o quitaba puntos según nuestro comportamiento y la finalidad era conseguir cincuenta puntos para tener el placer de comer los postres y dulces que ella preparaba y que eran tan exquisitos que jamás en nuestras vidas hemos vuelto a probar otros iguales
Nos obligaba a comer todo, aunque aborreciéramos la comida. La compostura en la mesa y nuestro aspecto debía ser impecable y todas las cosas inimaginables.
Al cabo de los días, nos dimos cuenta que todas esas exigencias que tenía con nosotros no las practicaba ella misma. Cuando creía que dormíamos, se sentaba a ver en televisión las películas de mayores y se bebía el vino que mi padre guardaba para las ocasiones especiales. Se iba a su cuarto y de igual forma cantaba o recitaba poemas que la oíamos gemir hasta el amanecer, pero a las nueve, aun con los ojos hinchados, teníamos que desayunar. Estaba en definitiva empeñada en acostumbrarnos a la rigurosa disciplina alemana.
Mi hermano, que nuca se resignó a todo esto, decidió que lo mejor era matarla. Para ello, pusimos en una botella de vino de mi padre otro líquido que tenía veneno.
Vimos un día la botella por la mitad, pero a la mañana siguiente allí estaba la Sra. Forbes y no parecía enferma.
Otro día observamos como se llevaba el resto de la botella a su dormitorio. A la mañana siguiente no nos despertó a las nueve como de costumbre, y nosotros nos preparamos el desayuno más tarde y nos fuimos a la playa. Estuvimos allí casi todo el día y a la vuelta vimos dos coches de policía, una ambulancia y la casa llena de personas. Entonces nos dimos cuenta de lo que realmente habíamos hecho.
Nos estrechamos la mano y con valor nos acercamos a la casa. Vimos el dormitorio de la Sra. Forbes y a ella tumbada en el suelo sobre un charco de sangre.
Había muerto de veintisiete puñaladas, posiblemente a manos de algún amante, pero parecía que ella las había recibido con pasión, sin un grito ni lamento. Era el precio de su verano feliz.
 Vocabulario:
Despernancada: Cansada, fatigada y harta de andar.
Acezante: Que siente anhelo o codicia de algo.
Ínfula: Venda de lana blanca.
Trémulo: Que tiembla.

CAPITULO 11
La luz es como el agua.
Resumen:
Los niños, Totó y Joel, pidieron un bote de remos a cambio de las buenas notas que habían sacado. Sus padres, para no romper su promesa, se lo compraron. Sin embargo ellos pensaron que para qué querían sus hijos el bote si viven en un piso en Madrid. La respuesta estaba en que los niños aprovechaban la noche en la que sus padres iban al cine para “abrir el chorro de luz” y navegar con el bote en el piso.
Algún tiempo después, pidieron un equipo de buzo y, tras una pequeña objeción de la madre, también les concedieron el regalo. Totó y Joel llenaban la casa con más luz y buceaban. Al final de curso, los niños obtuvieron sendos diplomas de excelencia, por lo que sus padres les dejaron hacer una fiesta en casa con sus amigos. Así que llenaron y llenaron la casa de luz hasta que la gente podía ver desde la calle como salían por las ventanas chorros de luz. Por último, los bomberos entraron en el piso y se quedaron asombrados al ver cómo todo flotaba.
Vocabulario:
Condiscípulo: Persona que estudia o ha estudiado con otra u otras bajo la dirección de un mismo maestro.
Agasajar: Halagar o favorecer a uno con regalos. También “hospedar”.
Ciénaga: Lugar o paraje lleno de cieno o pantanoso.

CAPITULO 12
El rastro de tu sangre en la nieve.
 Resumen
Nena Daconte y Billy Sánchez se conocían desde muy pequeños. Siempre se habían movido en los mismos ambientes y sus respectivas familias estaban relacionadas con la alta clase social. En realidad, ellos mismos pertenecían a ella.
Dejaron de verse pues ella se fue interna a un colegio de señoritas en París, donde aprendió, entre otras cosas, cuatro idiomas y a tocar el saxofón, y él, por el contrario no consiguió sacar nada adelante.
Coincidieron después de muchos años un verano en Marbella. Al principio, no se reconocieron pero después ya no se separaban ni un momento.
A los pocos meses, se casaron. Ambos eran muy jóvenes e inexpertos en la vida. A Billy le regalaron sus padres un magnífico coche y a ella los suyos un abrigo de visón.
Después de la ceremonia, cogieron un vuelo que los llevó a Madrid, donde les esperaba personal de su embajada. La esposa del embajador le ofreció un gran ramo de rosas. Al cogerlo, se pinchó con una espina del tallo.
Cuando terminaron el almuerzo ofrecido por el embajador, cogieron el coche camino a París. El viaje no cansaba a Billy, pues todo el tiempo iba disfrutando del maravilloso coche. Nena, por su parte, se ocupó de llevar vendado el dedo anular que no dejaba de sangrar.
Se quedó profundamente dormida y a despertar observó que aquella herida prácticamente diminuta seguía sangrando. Tanto fue así que empezaron a preocuparse y desistieron de buscar una farmacia y ya casi llegando a París fueron a un hospital. Al llegar allí le atendió un médico que sin apenas mediar palabra, se llevó a Nena al interior del mismo.
El hospital sólo permitía visitas los martes, precisamente el mismo día que ingresaron a Nena. Entonces, Billy, en vez de ir a la habitación que tenía reservada en París, se quedó en un hotel un poco cutre que estaba cerca del hospital. Intentó ir los días siguientes del martes, pero no le dejaban entrar a ver a su mujer. Así que se quedó en el hotel esperando a que llegara el martes próximo.
Cuando por fin llegó el martes, Billy fue a ver a Nena, y consiguió ver al médico que le atendió en urgencias la semana pasada. El doctor le explicó que el jueves su mujer falleció desangrada, a pesar de haber sido atendida por los mejores especialistas. Le habían estado buscando de todas las formas posibles. Su mujer, que había estado lúcida hasta el último momento, había facilitado una foto de su marido y la habitación del hotel donde se alojarían en París. Incluso después de haber fallecido, su familia lo estuvo buscando, pero cuando Billy llegó, ya había pasado el funeral y se habían llevado el féretro a su país de origen.
Con todos estos acontecimientos, Billy pasó en una semana de ser un chico irresponsable y frívolo a ser un adulto maduro.
Vocabulario:
Landa: Gran extensión de tierra llana en que sólo se crían plantas silvestres.
Próceres: Personas importantes.
Chinchorro: Bote, lancha, embarcación.
Acendrado: Inmaculado, puro, intacto.
Trinitaria: Planta herbácea anual, de jardín, común en España. Se le conoce con el nombre de pensamiento.

AUTOR DEL LIBRO:
BIOGRAFIA
Gabriel García Márquez nació en Aracataca (Magdalena), el 6 de marzo de 1927. Creció como niño único entre sus abuelos maternos y sus tías, pues sus padres, el telegrafista Gabriel Eligio García y Luisa Santiaga Márquez, se fueron a vivir, cuando Gabriel sólo contaba con cinco años, a la población de Sucre, donde don Gabriel Eligio montó una farmacia y donde tuvieron a la mayoría de sus once hijos.
Los abuelos eran dos personajes bien particulares y marcaron el periplo literario del futuro Nobel: el coronel Nicolás Márquez, veterano de la guerra de los Mil Días, le contaba al pequeño Gabriel infinidad de historias de su juventud y de las guerras civiles del siglo XIX, lo llevaba al circo y al cine, y fue su cordón umbilical con la historia y con la realidad. Doña Tranquilina Iguarán, su cegatona abuela, se la pasaba siempre contando fábulas y leyendas familiares, mientras organizaba la vida de los miembros de la casa de acuerdo con los mensajes que recibía en sueños: ella fue la fuente de la visión mágica, supersticiosa y sobrenatural de la realidad. Entre sus tías la que más lo marcó fue Francisca, quien tejió su propio sudario para dar fin a su vida.



MOVIMIENTO LITERARIO:
CONTEMPORÁNEO
REALISMO MAGICO:
Es un movimiento cultural que se da principalmente durante la segunda mitad del siglo XIX en toda Europa. Esta nueva manera de ver las cosas se inicia hacia 1850 en Francia, con la publicación de la revista “Realisme” que define los rasgos más característicos de este movimiento.
Las novelas realistas se escriben desde los años treinta peor el Realismo como escuela no se consolida hasta la década de los cincuenta, con la Revolución de 1868, en que van tomando cuerpo las posiciones anti-románticas o superadoras del Romanticismo.
Asigna como fin a las obras artísticas o literarias la imitación fiel de la naturaleza, cuyo auge se da en Europa.
2.-Características del Realismo
·  Aparece una rigurosa observación de la realidad como método descriptivo, influido por las ciencias experimentales; los escritores se documentan sobre el terreno, tomando minuciosos apuntes sobre el ambiente, las gentes, la indumentaria, etc. También buscan en los libros los datos necesarios para conseguir exactitud ambiental y psicológica.
·  Utilización de una técnica objetiva frente al subjetismo romántico. El autor es un cronista aunque en ocasiones exponga algunas opiniones personales.
·  Intención social de los escritores. Se intenta descubrir las lacras o cualidades, manías y hasta deformidades sociales y contribuir a eliminarlas; renace la idea del “Arte Útil”
·  En el estilo se observa una progresiva eliminación de la retórica grandilocuente de los románticos, se adapta el lenguaje a la condición social del personaje. De ahí la importancia que adquiere el reflejo de el habla popular.
·  El novelista refleja ampliamente la sociedad contemporánea. Se recoge una gran diversidad de ambientes. Entran ahora en la novela sectores sociales como los medios burgueses o las capas inferiores de la sociedad.
Como conclusión el realismo desarrolla elementos del Romanticismo; el costumbrismo el gusto por lo local y regional; sin embargo, elimina algunas facetas anteriores como el subjetismo y la evocación constante del pasado legendario.

3 comentarios: